Todo se puede aprender
...si se quiere.
Home » » Un nuevo emprendimiento de Boeing: circuitos de computadoras que imitan el cerebro humano

Un nuevo emprendimiento de Boeing: circuitos de computadoras que imitan el cerebro humano

28 de octubre de 2018 | 17:50


Boeing creó un nueva unidad para tecnología que parece sacada de la ciencia ficción: un sistema de computación ultrarrápida que imita las sinapsis del cerebro humano.

El procesamiento neuromórfico y las comunicaciones cuánticas —dos de las tecnologías futuristas que Boeing quiere explorar— pueden lucir como un desvío para el mayor fabricante de aviones del mundo. Pero cada vez más tales conceptos forman parte del núcleo de la innovación aeroespacial, como los sistemas que algún día pueden gestionar millones de aviones no tripulados, según Greg Hyslop, director de tecnología de Boeing.

Hyslop comentó que la tecnología que se desarrolla en torno a la informática avanzada y los sensores tendrá un "profundo impacto" en Boeing. "Pensamos que es hora de hacer esto".

Otros titanes de la industria estudian también los rápidos avances en computadoras y comunicaciones. Neuralink, del multimillonario Elon Musk, desarrolla "interfaces cerebro-máquina para conectar humanos y computadoras", según su sitio web. Los contratistas de defensa Harris Corp. y L3 Technologies conforman un gigante de USD 33.500 millones para sistemas de comunicaciones cada vez más complejos integrados en las plataformas militares.

Boeing, con sede en Chicago, apuesta a que su nueva unidad, conocida como Disruptive Computing and Networks, ayudará a desarrollar avances en comunicaciones seguras e inteligencia artificial que refuercen su fabricación, al tiempo que perfecciona los productos para el mercado comercial.

La operación tendrá sede en el sur de California y contará con el financiamiento interno del fabricante, así como inversiones de Boeing Horizon X, el brazo de capital riesgo de la compañía. Hyslop no quiso revelar cuánto planea gastar Boeing en la iniciativa de computación avanzada.

Como ejemplo de la nueva tecnología, Hyslop apunta a los chips neuromóficos que desarrolla HRL Laboratories, el centro de investigación con sede en Malibú, California, que Howard Hughes creó en 1948.

Las ventajas en la velocidad de procesamiento bajo la arquitectura tradicional de computadora se están desacelerando a medida que los investigadores alcanzan los límites físicos de cuántos transistores pueden comprimirse en un solo chip de silicio. HRL trabaja con Darpa, la rama de investigación del Pentágono, y otros para desarrollar una arquitectura de computación que funcione como parte de un cerebro.

HRL —que controlan Boeing y General Motors— crea chips de silicio que se conectan "de manera muy parecida al cerebro humano", comentó Hyslop. "Se trata de imitar cómo lo nuestras neuronas pero en hardware de silicio, y reducir los circuitos a eso".

Eventualmente, dichos chips pueden ser capaces de realizar un aprendizaje automático de forma instantánea. Hyslop cree que podrían ser incorporados al avión Boeing dentro de una década para apoyar el vuelo autónomo.

Charles Toups, director general de Boeing Research and Technology, la organización central de investigación y desarrollo de la compañía, dirigirá el nuevo negocio. Según el sitio web del laboratorio, el ejecutivo es director de HRL junto a Larry Schneider, ingeniero jefe de proyectos del programa 777 de Boeing.
Compartir